Sra. Fagot
Sin comentarios
Paquito dolores
Vent d Cabylia
Comandant Rampas
Cria verbos
Fabrica de cosas
Jaio, la espia
Rosebud
Malestar general
Sr. Cucamonga



archivos
 


This page is powered by Blogger. Why isn't yours?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal



El viaje de vuelta, después de dar cristiana sepultura al cadáver de mi suegra, lo hicimos callados. Mi mujer sollozaba y el Renault 5 traqueteaba. Al llegar a Barcelona decidimos romper con toda norma establecida y comer fuera de casa. El “Jardín Oriental”, con sus especialidades chino-catalanas, estaba desierto. Después del rosado fresquito de la casa mi mujer empezó a mostrar mejor cara. Y después de los chupitos de licor de dragón el concepto de muerte dejó de parecernos algo tan trágico. Como diría el padre Elías (ahora desterrado a una misión en el Caribe por un feo asuntillo de braguetas): “trágica es la programación televisiva, hijo, más no la muerte. La muerte es la vida en Dios. Ven que te lo explique mejor, lindo mancebo”.


Herrera y Luzzatti
martes, 18 de diciembre de 2007a las